Fotoperiodismo y Reportaje Fotográfico

Los secretos del fotoperiodismo y del reportaje fotográfico en la fotografía documental.

El fotógrafo aficionado podría pensar que el reportaje fotográfico no es su campo de acción, sino más bien el de los profesionales de la fotografía.

Cuando se menciona el término fotoperiodismo, la gente a menudo piensa en el fotoperiodismo e imagina a un fotógrafo profesional arriesgando a veces su vida para traer imágenes de las noticias.

Por supuesto que estos fotógrafos existen y cubren las noticias con talento.

Al menos no tanto como en la fotografía de paisajes, la fotografía infantil o la macrofotografía.

El fotógrafo Fred Marie, define perfectamente su profesión, que combina la fotografía, el periodismo y el emprendimiento.

Y la describe en estas líneas:

«El fotorreportaje es mucho más que una profesión. Es un estilo de vida. Viajar, conocer gente, descubrir cosas nuevas cada día, vivir experiencias reservadas a un puñado de personas en el mundo, tal es la vida diaria de un fotoperiodista. »

Fred Marie

La fotografía como herramienta de registro, documentación y expresión

Conseguir una imágen es lo que cuenta.

Empezando por la idea y la elección del equipo, es menester priorizar el fin para justificar los medios.

No se debe rechazar ningún equipo, ya que esta profesión le obliga a traer imágenes a toda costa, en aras de la viabilidad económica, lo que explica ser práctico ante todo.

En lugar de perderse en las interminables disyuntivas sobre las respectivas ventajas y desventajas de cada categoría de cámara y objetivo y hasta usar el GoPro, el dron o su teléfono cuando es necesario.

Utilizar el principio de los ajustes manuales para controlar mejor las imágenes.

Incluso si los automatismos (compensación de la exposición, retoque manual del punto, acceso rápido a la sensibilidad) permiten intervenir en cualquier momento sobre los automatismos.

La narración de historias, que es indispensable para cualquiera que venda un fotoreportaje, pero que el fotógrafo «más ordinario» haría bien en aprovechar esta gimnasia intelectual y utilizarla para escribir fotos de viajes o incluso algunas macrofotografías.

Esto también lo llevará a fotografiar de forma diferente, con una intención más marcada que la de simplemente tomar buenas fotos.

Fotoperiodismo y humanismo (video)


¿Qué es un reportaje fotográfico?

El reportaje fotográfico toma los principios fundamentales del fotoperiodismo y los aplica a la práctica de la fotografía social.

Lo que da algo relativamente diferente y más tranquilo.

Por ejemplo: El reportaje fotográfico consiste en fotografiarte en un momento de tu vida, ya sea durante un evento en particular, en vacaciones o en un viaje… sin escenificación y en un lugar elegido.

El objetivo es disfrutar de cada momento y ser lo más natural posible, lo que no es el caso durante una sesión de fotos en un estudio.

Este enfoque hace que la(s) persona(s) fotografiada(s) se sienta(n) más cómoda(s) porque no tiene(n) que posar, sólo ser ella(s) misma(s) y disfrutar de sí misma(s), lo que evita sonrisas forzadas.

Así, el fotógrafo puede capturar todos los momentos culminantes del día de la manera más natural posible.

Fotografía documentalista o periodística.

Un reportaje fotográfico cuenta una historia.

Definición y concepto.

Una narración fotográfica consiste en series de fotos que se complementan e interactúan entre sí: tomas amplias, retratos, fotos de ambiente, fotos de detalles.

El fotógrafo documental construye esta narración durante la fase de edición y post-procesamiento de las imágenes.

Elige las fotos adecuadas para obtener una coherencia global y que cuenten una historia.

Esta historia destacará la atmósfera general así como los pequeños momentos y detalles tomados en el lugar y sus características.

Y es, en efecto, esta construcción de una historia que caracteriza el ejercicio del reportaje fotográfico.

¿Qué es importante en un reportaje fotográfico?

Saber cómo hacer y capturar el momento ideal.

El desafío para el fotógrafo en una historia fotográfica es capturar el momento.

Debe ser capaz de anticiparse y ser riguroso (y tener un poco de suerte) para tomar la foto perfecta en el lugar y el momento adecuados.

El fotógrafo debe estar atento a todo y en todo momento, adaptarse al lugar, encontrar el encuadre adecuado según la luz y sin dirigir a las personas.

En efecto, no debe molestar sino invitar a la gente a relajarse y dejarse fotografiar.

Toma sus fotos de acuerdo a lo que se le presenta, su objetivo es encontrar la perspectiva correcta para que las fotos cuenten una historia con un principio y un final.

Una relación más fuerte con el fotógrafo

En un relato fotográfico puede ser importante pasar tiempo con los sujetos, conocer su historia o tener información sobre el significado del acontecimiento que están experimentando y del que es testigo el fotógrafo.

Estos elementos permitirán al fotógrafo contextualizar su reportaje y estar atento a determinadas acciones.

Entonces será más capaz de obtener imágenes con emociones más fuertes.

El valor añadido del reportaje fotográfico

Es doble.

A la vez la seguridad de tener fotos auténticas de momentos reales vividos y también haber provocado la creación de estos momentos para la realización del reportaje fotográfico.

Es la oportunidad de vivir plenamente sin preocuparse por la creación de recuerdos materiales.

Así que estos estarán a la altura de la tarea porque serán inmortalizados por un profesional o un aspirante a serlo.


El equipo del fotoperiodista

Todos sabemos que un buen equipo no hace a un buen fotógrafo.

La fotografía tiene casi 200 años y, a lo largo de los años, los fabricantes han diseñado cámaras, lentes y accesorios que la hacen más fácil.

Ahora hay una gran variedad de marcas para elegir, y cada fotógrafo utiliza un equipo diferente.

Así que puede ser difícil saber qué comprar para empezar una carrera como fotógrafo.

Naturalmente, uno pensaría que tendría que gastar una fortuna en una cámara y en una serie de lentes, flashes de estudio y todos los artilugios que van con ellos.

Pero afortunadamente, es posible tomar grandes fotos con un equipo bastante simple.

La cámara

Una cámara compacta o una DSLR, cuantos más megapíxeles mejor. Si puedes, elige un nuevo híbrido de 16 megapíxeles o un SLR de 18 megapíxeles (o más).

La cámara debe poder variar la distancia focal y regular manualmente velocidad de obturación y apertura de diafragma.

El flash

No todos los fotógrafos necesitan un flash externo, pero es útil en muchas más situaciones de lo que se podría pensar.

No es necesario un flash muy potente para empezar, pero un modelo controlado por TTL te facilitará la vida.

Cada fabricante de cámaras obviamente ofrece su propia gama de flashes compatibles, pero muchas marcas independientes ofrecen muy buenos flashes a precios más asequibles.

Un fotoperiodista además de su equipo fotográfico, debe tener conocimientos básicos en otras áreas, desde la narración de historias hasta el manejo del temas, las elecciones creativas (encuadre, composición).

Además de otras cuestiones que implica la historia tras la foto, edición y post-procesamiento de imágenes, algunas nociones sobre la difusión de las imágenes, fotos de las noticias y por qué el autor las tomó.

Saber redactar le dará al documento fotográfico obtenido, un valor agregado que probablemente lo pueda traducir en unos cuantos billetes adicionales.

Fotoperiodismo y Reportaje Fotográfico
imagen de la muestra anual de fotoperiodismo argentino en La Plata